He tenido que despedir a un trabajador pese a que se encuentra en su peor momento

Llevaba unos meses rindiendo poco y mal, broncas con clientes y espantando a nuevos, por lo que me pude enterar se esta divorciando, perdido custodia de los hijos y en casa de sus padres a sus 50 añazos

me sabe mal, pero no pude no despedirle porque no estamos como para tirar cohetes y un tio que esta jodiendo el negocio no lo puedo mantener

alguno ha estado en una situación parecida? aun sigo algo en shock por el mal momento

2 Me gusta

Buenas Mickey,

así es, como experiencia y en mi opinión te diría que no te pese en la conciencia.
Si bien todos tenemos momentos malos, y nos sale nuestra parte humana como empresarios para querer ayudarles, nosotros no tenemos
que olvidarnos que respetándolos obviamente como personas lo primero, es que son TRABAJADORES.

Si como trabajadores no rinden y no como algo puntual, si no durante varios meses(como comentas) tienes que tomar decisiones, ya no por tu bien, ni por el suyo, sino por el de la empresa que es lo importante aquí. Puesto que no empresa = NO TRABAJO.

Por otra parte en mi caso yo tengo claro a quien quiero en mi barco y a quien no, hay gente que se ha ganado mi confianza trabajando y demostrándome que están conmigo hasta la muerte, que tiene unos valores que me gustan como persona, y por supuesto valen y son buenos en su trabajo, con ellos sería más comprensivo, luego están los que son ahí ahí pero más o menos hacen su trabajo y no te han demostrado nada, con esos más tajante.

Por último en estos casos, acuérdate de que lo más importante es la comunicación, si ves que una persona baja su rendimiento puedes hablar con él para ver que pasa y darle también un toque de atención si es necesario(el primero), si sigue la cosa igual en 2/3 semanas o así le das un último toque y ya por último a la calle.

Espero que todo vaya bien, pero es obvio que creo que a nadie le gusta despedir a trabajadores.

1 me gusta

Buenas Mickey,

creo que en muchas ocasiones esto es necesario. Sin más, no hay que tomarlo de modo personal ni interiorizar las culpas.

He tenido (las empresas no eran mías) gente de todo tipo, y siempre hay gente pasando malos momentos, pero eso no quiere decir que deban trasladar lo personal a lo profesional.

Si lo haces, desde luego no eres un buen profesional.
Y sí, entiendo que hay veces que “pesa” demasiado como para no mostrarlo en el trabajo; en estas ocasiones lo ideal es ponerte en el lugar de la persona y brindarle todo lo que tengas a la mano, ya que igual lo que necesita es un periodo “vacacional” y te subrayo vacacional porque tal vez sean vacaciones o un periodo de descanso lo que necesita, o tal vez tengas que prescindir de él unos meses y después, si realmente valía, volverlo a incorporar.

Como ha comentado @Nacho, respetar a la persona siempre, pero hacerle ver que los números no soportan su bajada de productividad, y el futuro de la empresa lo último que necesita es una persona que los hunda cuando está intentando sacar la cabeza a flote.

Si la vida de una persona está en proceso de “cambio” para mal en este caso, no puede repercutir en la vida de otras 20 -o el tamaño que tenga la empresa-.

como siempre digo, el mundo profesional es distinto al personal; llevarse las cosas de uno a otro o viceversa no es lo idóneo, aunque de forma obvia la repercusión se da, lo que se ha de controlar es el nivel de repercusión, y si es elevado… medidas drásticas.

1 me gusta