Luchar contra ti mismo: el querer y no hacer

Termina un nuevo Domingo y en tu cabeza lo mismo de siempre: “No has aprovechado la semana”. Otros 7 días cuyo objetivo era empezar a trabajar en ti y en tu futuro, en demostrarte que puedes ser esa persona que siempre has querido.
Pero no… un “a partir de mañana”, “un ratito más y empiezo”, “cómo es fácil al final del día estaré más relajado y lo hago sin problema”, esas frases internas que acaban haciendo que el día termine y vuelvas a procastinar.

Sabes que sí, que si lograses hacer todo eso que te prometes serás esa imagen de tu yo superior. En tu mente tienes ese proyecto que puede funcionar, esas ganas de cumplir los sueños que siempre has tenido, esas rutinas que mejoran tu imagen y tu salud; que además sabes el modo de conseguirlo, y aunque ese modo falle, tienes otro en la cola que podría funcionar.
Pero no… Pasan los días y ves que algo falla. Soy yo el que falla, mi falta de disciplina que nunca he sabido encontrar y aunque el pasado está repleto de esa falta de disciplina que solo ha llevado a errores, pasan los años y sigue sin combatirse de forma correcta.

¿Cómo empezar? ¿Cómo actuar? ¿Qué hacer?

Lo primero es que te has dado cuenta de que algo falla. Yo no soy experto y sigo formandome, pero a veces existen barreras mentales que nos ponemos para mantenernos en la zona de confort y calmar a tu mente que no deja de bombardearte con alimentar miedos e inseguridades

tambien te comparas con otros… es una dinamica muy negativa

con el trabajo/estudios a veces sacar energias es muy complicado, solo de pensar qque tienes que hacer algo que te saca de tu comodidad te produce rechazo

podria serinteresante que hagas un analisis interno sobre tus cualidades y defectos, y a partir de ahi ponerte a desarrollar especificamente en lo que fallas

si tienes sobrepeso, empieza poco a poco quitando alimentos nocivos, si estas en baja forma, sal a dar paseos, todo tiene que ser gradual o al final quedará en humo

Aunque parezca mentira, lo más difícil es empezar. Ese primer empujón para hacer la tarea. Piensa en una bola gigante, te costará muchísimo moverla, pero en cuanto lo hagas la inercia hará que sea más fácil seguir. Lo mismo creo que pasa con la procrastinación.

Mi solución siempre ha sido no pensar, y ojo, que también procrastino como el que más. Cuando te pones a pensar en lo que tienes que hacer, cuando hacerlo y demás siempre te viene el pensamiento de posponerlo y tu cabeza inventará cualquier excusa para que no lo hagas. Si no piensas y lo haces ya habrás dado ese paso de mover la piedra, ahora solo tendrás que seguir, que es algo más fácil.

1 me gusta

no es que tenga yo mucha fuerza de voluntad en estos casos pero yo creo que lo importante y difícil es comenzar, cada día costara un pelín menos hasta que se haga rutina. Esto ocurre al revés también, cada vez que digas “un ratito mas”, estarás reforzando la otra rutina, la cómoda y fácil de seguir, por eso hay que currarse el comienzo

1 me gusta

Los hábitos, las rutinas, son importantes. Puedes empezar poco a poco. 15 minutos leyendo, 20 minutos caminando…Comer bien, sano es también algo que te beneficia de una forma sencilla. Lo esencial es la determinación y querer cambiar. (Desde mi punto de vista, por supuesto)

  1. Listado de objetivos
  2. Valoración de objetivos: ¿necesito realmente estos objetivos? ¿quiero estos objetivos? ¿los veo realistas/mantenibles durante el tiempo o van a requerir un esfuerzo insostenible? ¿cuáles son más importantes? ¿con qué es más sencillo empezar?
  3. Idealmente te has quedado con 1-3, ahora toca desmenuzarlos en pequeños pasos. Ejemplo:

a. Ir al gimnasio: ¿qué gimnasios tengo cerca? ¿cuáles son sus horarios? ¿qué horario me viene mejor para ir al gimnasio que requiera el mínimo esfuerzo?
b. Emprender: ¿tengo una idea? si no, ¿qué negocios veo alrededor que podría hacer mejor/más barato? ¿necesito empezar por el aspecto legal (abrir un restaurante, una clínica, etc) o me sirve sentarme y trabajar (productos manuales, programar, etc)? ¿tengo alguna necesidad/debilidad crucial? ¿puede alguien de mi entorno ayudarme? ¿qué alternativas tengo?

  1. Organizarte bien (Trello, por ejemplo) e iterar cada día.

PD. Un error común es el principiante que se organiza un calendario a lo Gran Gatsby con cada minuto del día pensado. Ni todos los días van a ser iguales, ni tú vas a ser el mismo. Minimiza el trabajo que haces al día pero que sea realmente de valor y te acerque a tus objetivos.

El hecho de pensar que no has hecho lo que debías o querías, crea frustración y no ayuda en la autoestima ya que empiezas a creer que no sirves, que no puedes hacerlo… y cada vez se hace más difícil.
El primer motivo para hacer lo que debes es NO entrar en este espiral.

Cuando me encuentro en una situación similar intento analizar por qué no lo he hecho y normalmente se resume en tres posibilidades:

1. Miedo
2. Falta de ganas, motivación…
3. Mala organización

1. Muchas veces no hacemos algo que queremos hacer por miedo a que pueda salir mal, miedo a la reacción de las otras personas etc
Qué hago cuando tengo miedo? Analizar si es un miedo racional o irracional.
Si es irracional lo hago a pesar del miedo y si es racional, lo hago igualmente y me formo más para estar mejor preparado lo que me lleva a tener menos miedo la siguiente vez.

2. La motivación permanente no existe. Hay días que haces las cosas con ganas y otros que haces lo mismo sin ganas. Así es la vida.
Define unos objetivos a corto y medio plazo muy claros y haces lo que tengas que hacer para conseguirlo. Da igual que en ese momento estés motivado o no ya que lo haces para ese objetivo y sabes que en el futuro lo agradecerás.

3. Ese tema da para mucho, pero en caso que no hayas tenido tiempo, simplemente hay que priorizar cuales son los objetivos que debes hacer y ajustar la semana acorde.

El cerebro hay que entrenarlo como cualquier musculo, cuántas más cosas hagas incomodas para tu cerebro más fácil será.

3 Me gusta

Yo vengo del sector primario, donde las cosas son más directas, o lo haces tu o no está hecho, y como son cosas visibles, te sirve de feedback continuo. Me explico; si no aras el campo, cuando pasas por delante de el, ves que está sin hacer, es algo plausible que te devuelve una idea de dónde te encuentras y de lo que tienes que hacer, y si no lo haces pronto, te lo pierdes y hay consecuencias.

En el mundo online es diferente, no se suele ver por donde vas, es todo más etéreo. Lo que digo es que se debe de levar un control más exaustivo, un plan estratégico y uno operativo.
¿Por dónde empezar?
Por cosas tan simples como tener claro que tienes que hacer al día siguiente. Prepara la ropa que vas a llevar la noche anterior, haz la cama, mantén tu lugar de trabajo limpio, evita los ladrones del tiempo (apaga el movil una o dos horas si es necesario).
Hay muchas cosas que puedes hacer, pero lo más importante es tener compromiso contigo mismo, si no lo haces es que no te respetas, y sin eso da igual que vayas a grupos de trabajo, que descargues apps de productividad que no usas, etc. Empieza por ti, por respetarte, toma conciencia de quien eres, de tu valor como persona. No regales tu tiempo a personas y empresas que no lo valoran o que sólo quieren aprovecharse de ti. En cualquier relación debe de haber respeto, reciprocidad, intercambio, etc. Si no lo hay, es que no es para ti, pasa página que el libro tiene muchas.
Un abrazo

7 Me gusta